Auditoría de Kansas identifica debilidades en el plan de jubilación estatal para empleados públicos

TOPEKA — Los auditores de la Legislatura de Kansas dicen que el plan del Sistema de Jubilación de Empleados Públicos de Kansas disponible para los empleados del gobierno estatal contratados desde 2015 tiene requisitos de contribución de los trabajadores más altos, un período de adquisición de derechos más largo y recompensas financieras más bajas que los planes en estados comparables.

Los auditores dijeron que una encuesta de 1.300 empleados públicos actuales y anteriores de Kansas indicó que las personas inscritas en KPERS 3 tenían más probabilidades de dejar su trabajo que los participantes en los planes predecesores KPERS 1 o KPERS 2. La insatisfacción con KPERS 3 surgió de la realidad de un plan que entregaba una proporción menor del salario final en términos de beneficios de jubilación en comparación con otras alternativas.

«KPERS 3, en general, ofrece a los empleados menos flexibilidad, les exige compartir algunos riesgos financieros y proporciona menores beneficios que otros planes evaluados», dijo Cade Graber, auditor de la División de Auditoría Posterior de la Legislatura. «KPERS 3 tiene tasas de contribución de los empleados más altas, un período de adquisición de derechos más largo y requisitos de jubilación más largos que la mayoría de los otros planes que evaluamos».

Ha habido interés entre algunos miembros de la Legislatura en trasladar a todos los miembros de KPERS 3 a KPERS 2, lo que significaría que los empleados gubernamentales transferidos asumirían menos riesgos financieros al crear ahorros para la jubilación y asegurarían mejores recompensas financieras al jubilarse. KPERS 1 y KPERS 2, versiones del plan de jubilación de empleados públicos de Kansas disponibles para los empleados gubernamentales contratados entre 1961 y 2014, exigían que el estado asumiera todo el riesgo financiero.

Los ingresos del fondo fiduciario de KPERS provienen de las contribuciones de los trabajadores, las contribuciones de los empleadores y los rendimientos de las inversiones. En 2022, la tasa de contribución de los empleados fue del 6% del salario para los tres niveles de KPERS.

De 2002 a 2022, según la auditoría, el 49% de los ingresos de KPERS provinieron de retornos de inversiones. Durante este tiempo, el 35% provino de aportes del empleador y el 16% de aportes de los empleados.

Una recesión nacional en 2008 produjo cuatro años consecutivos de pérdidas de inversión para KPERS y redujo el índice de fondeo del sistema, o el porcentaje de responsabilidad que cubrían los activos del fondo fiduciario, al 56% en 2012. Con la sostenibilidad del fondo fiduciario en duda, la Legislatura de 2012 y el gobernador Sam Brownback acordaron lanzar KPERS 3. Estaba estructurado de manera que aumentaría el índice de financiación de KPERS al reducir los costos futuros para el estado.

A los miembros de KPERS 3 por ley se les garantizaba un 4% de ganancias anuales en los saldos de sus cuentas personales, pero los beneficios de jubilación adicionales para estos empleados de la ciudad, el condado o el estado dependerían del desempeño de la cartera de inversiones del sistema de pensiones. Ni KPERS 1 ni KPERS 2 colocaron ese riesgo de retorno de la inversión sobre las espaldas de los empleados públicos.

KPERS 3 cubre a los empleados contratados a partir del 1 de enero de 2015, con la excepción de los funcionarios penitenciarios estatales que fueron colocados en KPERS 2. Esta sección de KPERS tiene 73,600 miembros activos en empleos gubernamentales, 44,000 miembros inactivos que ya no están en un puesto cubierto por KPERS. puesto pero no jubilado, y 4.000 jubilados.

«Por diseño, está haciendo lo que se pretendía hacer», dijo Alan Conroy, director ejecutivo de KPERS. “Es más barato para los empleadores, pero creo que una diferencia importante entre los miembros de KPERS 3 y, digamos, un plan 401(k) en el sector privado es que un miembro de KPERS 3 nunca pierde lo que invirtió. Se les garantiza un ingreso del 4%. «

En general, el índice de financiación de KPERS aumentó del 67% en 2015 al 73% en 2022 porque los activos del fondo fiduciario aumentaron a un ritmo mayor que sus pasivos durante el período.

Los auditores dijeron que no estaba claro si la causa era la transición a KPERS 3 o la dirección general positiva en los mercados de inversión.

En diciembre de 2022, KPERS tenía 26.400 millones de dólares en activos actuariales y 36.000 millones de dólares en pasivos. Dependiendo principalmente del rendimiento de la cartera de inversiones del sistema, KPERS dijo que podría ser posible que el sistema alcance un índice de financiación del 100% para 2039.

El senador Mike Thompson, republicano de Shawnee en el comité conjunto de auditoría de la Cámara y el Senado de la Legislatura, dijo que una consideración importante para la Legislatura era si KPERS 3 era competitivo con lo que comúnmente ofrecían los empleadores del sector privado en Kansas. Dijo que el plan de jubilación presentado a los trabajadores del gobierno en Kansas tenía que ser presupuestariamente responsable.

“Obviamente queremos retener a los empleados. Queremos darles el beneficio. Tenemos que ser realistas acerca de contra qué estamos compitiendo”, dijo Thompson.

La auditoría dijo que KPERS 2 se creó en 2007 y cubría a los empleados gubernamentales contratados desde el 1 de julio de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2014. Hay 23.800 miembros activos, 11.000 miembros inactivos y 2.900 jubilados.

KPERS 1 fue adoptado cuando se formó el sistema estatal de jubilación en 1961 y garantizaba beneficios ligeramente más generosos que KPERS 2, según la auditoría. Tiene 46.500 socios activos, 18.200 socios inactivos y 95.200 jubilados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *